Poema romántico para un corazón amante


Oscuridad yacía
en el valle del amor,
sombras se cernían
en mi sediento corazón.

Corazón amante,
Tácito al desconocido,
ardiente, invisible,
sordos a su palpitar. 

Fue la luna testigo
de mi presencia
mas tu luz, amado mío,
mas que testigo, protagonizó.


Rayo de luz bendito,
¡Me descubriste!
Corazón a corazón,
fusión resplandeciente.

Por Mery Bracho

Poema romántico  para un corazón amante