Hijo, te amo y dejaré que vivas la realidad


Naciste, hijo mío,
y me diste felicidad,
cuando tú crezcas
te dejare vivir la realidad.

Te cantaré y te consentiré hoy,
te enseñaré el camino a seguir,
de lo mejor de mí te doy,
mas cuando crezcas te dejare ir.

Tú eres parte de mí
y te amo profundamente
pero yo sé, que cuando crezcas,
tú no me calentarás a mí.

Dios te envió como regalo
por un tiempo a mi vida,
cuando Tú crezcas soltare el regalo
y rogaré sea tu vida protegida.

Mas tarde, abriré los brazos
para recibir tus hijos,
ellos se calentaran en mi regazo
y sentiré que has vuelto de nuevo.

por Mery Bracho





OTRAS PUBLICACIONES:

Image courtesy of Nick Pye, rgbstock.com

Hijo, te amo y dejaré que vivas la realidad. Poema cristiano de madre para hijo. Palabras de una mamá. Dedicatoria hijo, hija.  bendiciones de una madre  mayo - 2015