LIBRO La Llave al Corazón de tu Hijo de Gary Smalley

Este libro es una guía profunda acerca de cómo marcar la diferencia como padres en la vida de nuestros hijos.

Trata de diferentes temas: cómo expresar el amor a nuestros hijos, cómo hacer contratos  con ellos para apoyarlos, también estudia los cuatro tipos de padres: dominantes, indiferentes, permisivos y los padres amorosos y firmes.

Una buena parte del libro está dedicada a cómo motivar a los hijos,  especialmente habla de 3 maneras que son: usar la inclinación natural del hijo, el principio de la sal y el uso de metáforas.  Por cierto, en cuanto a las metáforas, mi hija de 9 años, la semana pasada me mostró cómo se sentía.  Ella dibujó en un pedazo de papel un corazón, luego para mi asombro me dijo: Mami, lo que hiciste hoy conmigo fue esto: y tomó el pedazo de papel (corazón) y lo rasgó por la mitad.  El caso es que le cuesta ayudar en la casa pero así se sentía cuando le pedí  que hiciera algo.  Como padres podemos usar metáforas para motivar a nuestros hijos a hacer o prestar atención a  algo, también se llaman imágenes verbales.   
Uno de los capítulos más interesantes y que motivó  el título del libro es: Cómo reabrir el espíritu de un hijo. Demos un vistazo.
Smalley explica 5 pasos:
1.       Ser tiernos con lo cual le demostraremos que él es importante, que nos preocupamos por él,  que reconocemos si lo hemos ofendido, que lo escucharemos sin enojarnos.
2.       Usar metáforas para entender cuán ofendido está. Ejemplo. si tu fueras una tela cómo te verías, o un pajarito en un árbol, sacudido, fuera  del nido, etc.
3.       Admitir que nos equivocamos, porque lo que hicimos lo ofendió.  La actitud que tuvimos hacia él tal vez fue lo que falló.
4.       Tratar de tocar al ofendido; necesita q lo abracemos, sostenerlo en brazos, mano en el hombro, que entienda que  lo amamos.
5.       Buscar el perdón de quien hemos ofendido.  Preguntarle al hijo: Puedes encontrar en tu corazón el perdón para mí?

Recomiendo la lectura y aplicación de este libro que puede ser de gran bendición para una familia que busca la armonía y profundizar sus lazos de amor.

Resumen por Mery Bracho.
Fuente:  “La llave al corazón de tu hijo” de Gary Smalley, 1991.
OTRAS PUBLICACIONES: