Dios mío, sin tu ayuda nos desesperamos

Dios mío, sin tu ayuda nos desesperamos.Sirviendo a Dios en nuestras propias fuerzas. Desaliento en la obra del Señor.Sirviendo a Dios en nuestras propias fuerzas. Perder el objetivo en el servicio a Dios. Poema oración a Dios para alcanzar el éxito, la victoria. La Pesca milagrosa. Poesía de Milagros de Jesús.

Dios mío, sin tu ayuda nos desesperamos
Un bote y pescadores en medio del lago,
noche silenciosa e improductiva,

¿Dónde están los peces, el producto que esperamos?
Dios mío, sin tu ayuda nos desesperamos.


Tenemos la red adecuada,
para alcanzar lo querido,
¿Por qué entonces fallan
nuestros esfuerzos mas sentidos?


Tú Señor, has visto el desaliento
el cansancio por la larga jornada.
Da Tu Palabra mi Cristo,
así tendremos la pesca ansiada.

Perdónanos cuando perdemos el rumbo,
y en nuestras fuerzas vamos dando tumbos,
estamos luego tan cansados
aún sin ver los resultados adecuados.


Ayúdanos a ser obedientes a tu voz,
tal como tus discípulos la escucharon
y la red a la derecha echaron
llenándose de los peces deseados.


No queremos seguir perdiendo fuerzas,
guíanos tú hacia donde está la gran pesca,
hacia donde está el éxito y la victoria,
contigo Señor celebraremos en gloria.


Así como Pedro nadó hacia ti,
para verte, abrazarte y adorarte,
que contigo siempre queramos estar
y con todo nuestro corazón amarte.


Por Mery Bracho


MILAGRO DE JESÚS
"Todos subieron a una barca y se fueron a pescar. Pero esa noche no pudieron pescar nada. En la madrugada, Jesús estaba de pie a la orilla del lago, pero los discípulos no sabían que era él. Jesús les preguntó:
—Amigos, ¿pescaron algo?
—No —respondieron ellos.
Jesús les dijo:
—Echen la red por el lado derecho de la barca, y pescarán algo.
Los discípulos obedecieron, y después no podían sacar la red del agua, pues eran muchos los pescados. Entonces el discípulo favorito de Jesús le dijo a Pedro: «¡Es el Señor Jesús!»
Cuando Simón Pedro oyó que se trataba del Señor, se puso la ropa que se había quitado para trabajar, y se tiró al agua.  Los otros discípulos llegaron a la orilla en la barca, arrastrando la red llena de pescados, pues estaban como a cien metros de la playa".(Juan 21:3-8)

Foto cortesía de Bianka Marton

Dios mío, sin tu ayuda nos desesperamos.Sirviendo a Dios en nuestras propias fuerzas. Desaliento en la obra del Señor.Sirviendo a Dios en nuestras propias fuerzas. Perder el objetivo en el servicio a Dios. Poema oración a Dios para alcanzar el éxito, la victoria. La Pesca milagrosa. Poesía de Milagros de Jesús.