Un Virus Contagioso, La Queja. Deje de quejarse, agradezca a Dios

Un Virus Contagioso, La Queja. Refrena tu boca de quejarte, de excusarte. El poder de la queja. Poema cristiano. Postales cristianas de aliento. Agradece a Dios sin queja.  Tarjetas con imágenes para compartir por facebook, twitter, con amigos.
Virus contagioso muy singular,
¡Cuidado te atrapa! , difícil es escapar.
Para el afectado solo hay una medicina:
Agradecerle a Dios.

Ya no se queje por la economía,
por el presente, el futuro, por la vida
ya no critique sin acción, queja será,
como barco sin timón.

Para nada aprovecha.
Queja, queja ¿Quién la necesita?
Si quien se queja algo bueno encuentra
con un “pero…” luego lo infecta.

¿Culpa a otros? eso es queja,
¿Son más malos que tú? queja otra vez.
Abre tus labios para agradecer a Dios,
mira el hermoso regalo que tienes vos.

Por Mery Bracho
--> foto cortesía de Leroys

Un Virus Contagioso, La Queja. Deje de quejarse, agradezca a Dios. Refrena tu boca de quejarte, de excusarte. El poder de la queja. Poema cristiano. Postales cristianas de aliento. Agradece a Dios sin queja.  Tarjetas con imágenes para compartir por facebook, twitter, con amigos.