▷▷ Los Mejores Versículos para la Noche antes de dormir

Los Mejores Versículos para las noches antes de dormir


Cada uno de estos versículos te ayudarán a tener un sueño más tranquilo en la noche. Busca la paz que da la Palabra de Dios, en la Biblia encontrarás frases que calman tu espíritu, te evitan quedarte en la cama dando vueltas sin poder dormir tal vez te ha pasado que tardas unos minutos o hasta horas tratando de conciliar el sueño.



Las preocupaciones las dejaremos en las manos de Dios, su paz vendrá a tomar el lugar de nuestra ansiedad y podremos dormir confiados en Dios porque creemos a todas sus promesas que nos dan esperanza. Descansa en Dios y pídele que bendiga tu dormir cada noche, así también el reposo de cada uno de tus hijos y demás familiares. 

Lee y cree los siguientes versículos bíblicos, son poderosas promesas de Dios para ti en esta noche.

Salmos 4:8 (NTV)
En paz me acostaré y dormiré, porque solo tú, oh Señor, me mantendrás a salvo.

Salmos 3:5 (TLA)
Me acosté y dormí, pero me desperté a salvo, porque el Señor me cuidaba.

Salmos 56:3-4 (NTV)
Pero cuando tenga miedo, en ti pondré mi confianza. Alabo a Dios por lo que ha prometido. En Dios confío, ¿por qué habría de tener miedo? ¿Qué pueden hacerme unos simples mortales?

Salmos 62:5-7 (NTV)
Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en él está mi esperanza. Solo él es mi roca y mi salvación, mi fortaleza donde no seré sacudido. Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme.


Salmos 116:7-10 (NVI)
¡Ya puedes, alma mía, estar tranquila, que el Señor ha sido bueno contigo!

Tú, Señor, me has librado de la muerte, has enjugado mis lágrimas, no me has dejado tropezar. Por eso andaré siempre delante del Señor en esta tierra de los vivientes. Aunque digo: «Me encuentro muy afligido», sigo creyendo en Dios.

Proverbios 3:21-24 (NTV)

Hijo mío, no pierdas de vista el sentido común ni el discernimiento. Aférrate a ellos, porque refrescarán tu alma; son como las joyas de un collar. Te mantienen seguro en tu camino, y tus pies no tropezarán. Puedes irte a dormir sin miedo; te acostarás y dormirás profundamente.





Isaías 26:3 (RVA)

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado.

Isaías 41:10 (NTV)

No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.


Filipenses 4:6-7 (NTV)

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.


Salmo 56:10-11 (NTV)

Alabo a Dios por lo que ha prometido; sí, alabo al Señor por lo que ha prometido. En Dios confío, ¿por qué habría de tener miedo? ¿Qué pueden hacerme unos simples mortales?


Salmo 34:6-10

En mi desesperación oré, y el Señor me escuchó; me salvó de todas mis dificultades. Pues el ángel del Señor es un guardián; rodea y defiende a todos los que le temen.

Prueben y vean que el Señor es bueno; ¡qué alegría para los que se refugian en él! Teman al Señor, ustedes los de su pueblo santo, pues los que le temen tendrán todo lo que necesitan. Hasta los leones jóvenes y fuertes a veces pasan hambre, pero a los que confían en el Señor no les faltará ningún bien.


Salmo 34:15(NTV)

Los ojos del Señor están sobre los que hacen lo bueno; sus oídos están abiertos a sus gritos de auxilio.


Salmo 34:18-20 (NTV)

El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado. La persona íntegra enfrenta muchas dificultades, pero el Señor llega al rescate en cada ocasión. Pues el Señor protege los huesos de los justos; ¡ni uno solo es quebrado!

Salmo 23:1 
Tú, Dios mío, eres mi pastor; contigo nada me falta.




Damos gracias a Dios por darnos su Santa Palabra que nos da tranquilidad, una paz que no se compara a nada más. Podemos descansar y reponer nuestras fuerzas porque el Señor enviará a sus ángeles a cuidarnos.


Un buen hábito para hacer cada noche es decir una oración poniendo en manos de Dios toda carga, preocupación o problema, no importando si es muy angustiante. Vamos a tomar el control de todo pensamiento y descansar en el cuidado de Dios.


Los versículos bíblicos de la noche te ayudan a meditar sobre la intervención de Dios en toda tu vida, cómo él se encarga de tu sueño y tu despertar, aún de tus miedos se puede encargar. Buenas noches y que tenga una bendecida noche de descanso y paz.


Mira también estas Frases de Aliento para Amigos








Mira estas Frases de Aliento cristiano en Enfermedades